miércoles

Reportaje - "¿PREPARADOS PARA LA GRAN LLEGADA?"

La devolución de las piezas "secuestradas" por la Universidad de Yale, nos trae a la mente diversas reflexiones.

Es noticia conocida que el año pasado, el presidente Alan García, anunció que la Universidad de Yale había aceptado devolver todas las piezas arqueológicas que Hiram Bingham se llevó de la ciudadela de Machupicchu en 1912. Esta decisión fue tomada después de una extensa reunión con una delegación de dicha universidad y una campaña mundial por el regreso de los restos históricos a su país de origen.

Sin embargo lo que no debemos olvidar, y no debería permitirse, son las condiciones bajo las cuales hemos aceptado la devolución de unos objetos que hoy y mañana, aquí y en la China, son peruanos. El comunicado del memorando como resultado de la delegación de Yale y el presidente peruano, menciona que: nuestro país se compromete a construir un nuevo museo y un centro de investigación en Cusco que Yale supervisará, y que esta casa universitaria reconocerá el derecho del Perú al respecto de los objetos encontrados, pero que compartirá dichos derechos con los Estados Unidos para futuras investigaciones. Además, que parte de la colección permanecerá en el país del norte para continuar investigaciones ya iniciadas.


Aunque es realmente indignante que unos objetos que por derecho nos pertenecen y que un explorador se llevó como producto de excavaciones que inició sin permiso alguno de nuestro gobierno, debemos reconocer, que muy dificilmente estamos preparados, al nivel de la Universidad de Yale, para albergar piezas tan importantes. Esto último considerando que de muchos modos, Machupicchu es el complejo arqueológico que nos pone permanentemente en el ojo del mundo.

Y aunque la Casa Concha está siendo acondicionada para recibir las piezas temporalmente y posteriormente se plantea la construcción de un "Gran Museo del Tahuantinsuyo" según palabras del ministro de cultura, Juan Ossio, deberíamos preguntarnos hasta cuando esperará el gobierno para empezar a preparar el hogar de las piezas, considerando (si han visto algunas fotos del museo Peabody en la U. de Yale) que el museo de donde vienen es realmente de otro mundo.

Hemos escuchado más de una vez la frase "esto es provisional", y provisional permanece por los siglos de los siglos. Personalmente, espero que el albergue temporal de las piezas, la renombrada Casa Concha (que también ha estado casi abandonada por varios años hasta que se les ocurrió para qué podían utilizarla), no lo sea por más de un año, aunque el terreno que pertenece al Estadio Universitario que debería ser más tarde el Museo del Tahuantinsuyo aún se ve intacto... ni a la vista el inicio de obras.

Por Marisell Manrique Loayza

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu comentario para mejorar nuestros trabajos.

Para comentar elige en "Comentar como: Seleccionar perfil" la opción:
Nombre/URL si tienes un blog, web, correo electrónico o
Anónimo si no tienes blog o web pero incluye tu nombre después de tu comentario.

Gracias por visitar La Feria de la Información.